EL PROGRESISMO EN EL S. IV A.C.

200px-Aristofanes 2

ARISTÓFANES

Con el fin de poner de manifiesto lo avanzado de las ideas que propugnan algunos grupos políticos  en nuestra España actual, no resisto la tentación de traer a este blog las vigentes en la Atenas del siglo IV A.C.

 Aristófanes, (Atenas, 444 a. C.-385 a. C.) fue un comediógrafo griego, principal exponente del género cómico. Vivió durante la guerra del Peloponeso, época que coincide con el esplendor del imperio ateniense. Vivió también la derrota ante Esparta y también el resurgimiento de la hegemonía ateniense a comienzos del siglo IV a. C.

Leyendo a Aristófanes es posible hacerse una idea de las intensas discusiones ideológicas (políticas, filosóficas, económicas y literarias) en la Atenas de aquella época.

En el año 392 A.C., durante las fiestas urbanas en honor de Dionisos, Aristófanes presenta su comedia Ecclesiazusae o Las Congresistas. En ella describe con mucha ironía unas ideas de moda en la Atenas de la época. Las mujeres de la ciudad, con barbas falsas y disfrazadas de hombres, llegan a la asamblea y por voto mayoritario aprueban una resolución transfiriendo todo el poder del Estado a las mujeres. Utilizan su poder para tomar una serie de medidas, que se detallan en el diálogo entre Praxágora, la líder de las mujeres, y su marido, Blepyros. He aquí algunas citas:

PRAXÁGORA: Propiedad Comunal Universal Obligatoria, esto es lo que me propongo hacer; igualdad económica para todo y todos, para sanar todas las heridas que marcan la cara de nuestra sociedad. No más divisiones entre pobres y ricos… Todos llevaremos la misma vestimenta, y compartiremos la misma comida… Mi primer paso será hacer que la tierra, el dinero, y todas las demás propiedades personales y reales sean comunales.

 BLEPYROS: Pero y en el caso de los que son ricos de manera invisible… porque esconden su plata y su oro en sus bolsillos. ¿Qué pasa con ellos?

 PRAXÁGORA: Depositaran todo el oro y la plata en el Fondo…Derribaré los muros y remodelaré la Ciudad para convertirla en una familia grande y feliz, en la que todos puedan entrar y salir a su antojo…Reuniré a todas las mujeres para crear un rebaño público que todos los hombres que quieren acostarse con ellas y tener bebés puedan usar.

 BLEPYROS: En un sistema de este tipo un padre tiene que ser muy listo para reconocer a sus propios hijos

 PRAXÁGORA: ¿Y para qué le hace falta? La edad es el nuevo criterio: los niños a partir de ahora serán descendientes de todos los hombres que pudieran haberlos engendrados…

 BLEPYROS: ¿Quién trabajará la tierra y producirá la comida?

 PRAXÁGORA: Los esclavos. Y esto nos deja solo una función cívica: cuando caen las sombras de la noche, bajar pulcramente ataviado a cenar….

El Estado no va a escatimar. Su mano está completamente abierta, su corazón es grande, alimentará a sus gentes sin cargo alguno, luego les facilitará antorchas para que cuando hayan acabado de cenar puedan ir a cazar por diversión.

 Seguro que el lector ya se ha dado cuenta de la existencia de muchas de las características de una doctrina familiar […] las clásicas proclamas del programa que contiene el Manifiesto Comunista.

 En “Principios del Comunismo”, documento escrito por Engels cuando estaba preparando el Manifiesto Comunista:

“Entre las primeras medidas a tomar tras la revolución, está:

8) la educación de los niños, desde el momento en que puedan desenvolverse sin ayuda de la madre, la llevarán a cabo instituciones estatales y a cargo del estado”

 Vemos disimulado en la fraseología Hegeliana de Marx y en la bufonería de Aristófanes  casi el mismo programa:

  1. Abolición de la propiedad privada.
  2. Abolición de la familia: p.e., comunidad de esposas y ruptura de los vínculos entre padres e hijos.
  3. Puramente prosperidad material.

Nos enfrentamos a un conjunto de ideas con ciertas características llamativamente duraderas y que han permanecido casi inmutables desde la antigüedad hasta nuestros días. Aplicaremos a tales ideas el término “socialismo milenarista”.

Vamos a ver como lo complementa Platón en su “Republica”:

 “Parece pues que tenemos que empezar por una censura de nuestros narradores, dejando pasar lo que hacen bien y rechazando lo que no hacen bien”. Lo que hacen “bien” no tiene que ver aquí con las cualidades estéticas de las historias y mitos sino con su función educativa. Son malas historias aquellas “que Hesíodo y Homero, y demás poetas, nos cuentan”. Además “¿Deberíamos permitir sin resistencia que nuestros hijos escuchen historias cualesquiera elaboradas por profesores cualesquiera y así implantar en sus mentes opiniones en su mayor parte contrarias a aquellas que pensamos que son las que deberían tener cuando sean adultos?”.

 Todas las historias que pudieran inspirar una falsa impresión de la divinidad están prohibidas, al igual que aquellas que describen la crueldad de los dioses, sus riñas y sus aventuras amorosas, y las que sugieren que los dioses puedan ser causa de desgracia: “…tenemos que mantener de todas las formas posibles que ni nadie pueda afirmar esto en su propia ciudad, si está bien gobernada, ni nadie pueda oírlo, ni los jóvenes ni los mayores, ni nadie contando una historia en prosa ni en verso.” Todas las obras poéticas que hablen de los horrores del infierno y de la muerte tienen que ser suprimidas, al igual que todas aquellas que hagan referencia al miedo o al dolor, todo esto obstaculiza el desarrollo del valor. Los guardianes no deben ver nada atemorizante en la muerte. Está prohibido hablar de la justicia del destino, que las personas justas y honestas puedan padecer desgracias y que los deshonestas e injustas puedan llevar vidas felices. Está prohibido criticar a los líderes o escribir acerca de cualquier manifestación de miedo, dolor, hambre o muerte.

Platón,  redondea el esquema, añadiendo a las tres condiciones anteriores una cuarta que podríamos enunciar así:

4.- Abolición de la religión, o si se quiere del sentimiento religioso.

Y ya tenemos bien sentados los principios sobre los que se asienta toda la doctrina socialista posterior y todos los totalitarismos actuales, incluyendo los nacionalismos excluyentes: hay que adoctrinar a los jóvenes,  “¿Deberíamos permitir sin resistencia que nuestros hijos escuchen historias cualesquiera elaboradas por profesores cualesquiera y así implantar en sus mentes opiniones en su mayor parte contrarias a aquellas que pensamos que son las que deberían tener cuando sean adultos”.

 Lo anterior es un fragmento del libro del profesor Shafarevich “El Fenomeno Socialista”, traducido y editado por mí mismo y publicado por Editorial Ultima Línea.

 ¿Está claro por qué lo primero a que se han dedicado los nacionalistas y los totalitarios es a controlar la enseñanza y la educación? El esquema se ha repetido a lo largo de la historia. Véase el magnífico libro del profesor Sosa Wagner, “El Estado fragmentado”, en el que se analiza la fragmentación y derrumbe del Imperio Austrohúngaro. Es  exactamente el programa que han seguido vascongados y catalanes y si alguien me demuestra lo contrario, con gusto me pago unas copas para discutirlo.

BUROCRACIA

Ludwig_von_Mises

Ludwig von Mises (1881-1973), es el principal representante de la tercera generación de la Escuela Austriaca de Economía. Este texto está tomado de su libro BUROCRACIA, escrito poco tiempo después de su llegada a Estados Unidos huyendo del nazismo en 1944. En 1962 se hizo una nueva edición en la que analizaba algunas situaciones ya superadas, y mantenía que las características esenciales de los problemas descritos, seguían siendo las mismas: “El gran conflicto histórico entre individualismo y colectivismo divide a la humanidad en dos campos contrapuestos igual que hace 18 años”.

Juzgue si las circunstancias han cambiado en 2016.

El burócrata como elector

El burócrata no es solamente un empleado del Estado. Bajo  una constitución democrática es al mismo tiempo un elector y, en cuanto tal, una parte del soberano (Estado), su empleador.  Se encuentra en una posición singular: es a la vez empleador y empleado. De modo que su interés económico como empleado predomina sobre su interés como empleador puesto que recibe del erario público mucho más de lo que  a él aporta.

Esta doble relación se hace más acusada cuando aumenta el personal en la nómina del Estado. En cuanto votante, el burócrata tiene más interés en conseguir un aumento sueldo que en mantener equilibrado el presupuesto. Su interés principal consiste en que se le suba el sueldo.

La estructura política de Alemania y de Francia en los últimos años que precedieron a la caída de sus constituciones democráticas, estuvo influida en gran medida por el hecho de que, para una parte considerable del electorado, el Estado constituía la fuente de sus ingresos. No se trataba solamente de las huestes de empleados públicos y los empleados en las empresas nacionalizadas (por ejemplo, los ferrocarriles, correos, telégrafos y teléfonos), sino también de los perceptores de subsidios de desempleo, de los beneficiarios de la seguridad social, así como de agricultores y de algunos otros grupos a los que, directa o indirectamente, subvencionaba el Estado. Su primordial afán consistía en conseguir más del erario público. No se preocupaban por lemas “ideales” como la libertad, la justicia, la supremacía del derecho y el buen gobierno. Pedían más dinero y eso era todo. Ningún candidato al Parlamento, a las cámaras provinciales o a los consejos municipales podía arriesgarse oponiéndose a las apetencias de los empleados públicos. Los distintos partidos políticos trataban de superarse entre sí en cuanto a munificencia.

En el siglo XIX, los parlamentos intentaban reducir los gastos públicos tanto como era posible. Pero ahora el aho­rro se ha hecho despreciable. Gastar sin límites se consi­dera una política acertada. Ahora, tanto el partido en el po­der como la oposición  se esfuerzan por ganar popularidad mediante la prodigalidad. Crear nuevos cargos con nuevos empleados se considera una política ‘positiva’, pero cual­quier intento de impedir que se malgasten los fondos pú­blicos se desacredita como ‘negativismo’,

La democracia representativa no puede subsistir cuando gran parte de los electores están en la nómina del Estado. Si los miembros del parlamento no se consideran ya mandatarios de los contribuyentes, sino diputados de quienes reciben salarios, jornales, subsidios, pensiones de desempleo y otros beneficios del erario, la democracia está muerta.

Esta es una de las antinomias inherentes a la actual situación constitucional. Ello ha hecho desesperar a muchos del futuro de la democracia. En la medida en que se conven­cen de que resulta inevitable la tendencia a una mayor interferencia del Estado en la vida económica, se dedican a multiplicar los cargos oficiales y los empleados, a aumentar las pensiones y los subsidios, no pueden menos que perder la con­fianza en el gobierno por parte del pueblo.

Ludwig von Mises

 Comentario final.- En este malhadado invento de las autonomías, los burócratas se han multiplicado hasta extremos inverosímiles. Ello nos ha llevado a una paralización creciente de cualquier actividad que requiera autorización por parte de la Administración. Cada burócrata, para proteger su trabajo, tiene que hacer notar su presencia, y lo lleva a cabo poniendo obstáculos sin cuento, solicitando, en muchas ocasiones, el cumplimiento de requisitos no previstos en la legislación. Siempre he creído debido a mi simpleza, que la misión principal del burócrata es la de ayudar y facilitar la actividad de cualquier administrado, sea persona privada o empresario. Pero sin negar que son muchos los que cumplen con esa función de ayuda de forma diligente, también constato que cada día son más aquellos que consideran al ciudadano como un súbdito y una molestia. Hay una enorme falta de formación y profesionalidad debida en gran parte al afán de los políticos de “colocar a los suyos”. Y así nos luce el pelo.

Tomo prestada esta viñeta del genial Forges para terminar esta entrada con buen humor. Que no nos falte humor y resignación para sobrellevar esta costosa plaga.

forges_burocracia-2

REFLEXIONES SOBRE LA ACTUALIDAD

Del magnífico libro de Peter Watson “The German genius”, tengo anotadas estas reflexiones que me permito publicar con una breve apostilla.

NIETSZCHE

F. NIETZSCHE

“Durante el siglo XIX tres estudiosos alemanes propusieron explicaciones de la conducta humana. Marx describió un mundo en el que el interés económico era el fundamento; para Freud el impulso fundamental era el sexual. Ambos entendían que la religión, el impulso que movía a las masas, era una fantasía”.

“El tercero, F. Nietszche, era ateo. Pero veía a Dios como una casualidad y su destronamiento un acontecimiento histórico de consecuencias dramáticas. El derrumbe del impulso religioso dejaría un inmenso vacío. La historia siguiente fue la del intento o modo de llenar ese vacío. Nietszche creyó que el candidato sería “la voluntad de Poder”. Los que habían engrosado anteriormente, las filas del clero totalitario ahora se convertirían en políticos totalitarios”.

““La voluntad de Poder” originaría un nuevo tipo de mesías que tendría un apetito ingobernable, insaciable, por controlar a la humanidad. Ello daría lugar a la aparición de “estadistas pistoleros” sin inhibiciones morales o religiosos: los déspotas totalitarios del S. XX”.

Me hace reflexionar este texto, como aficionado a la historia, como una vez tras otra se cometen los mismos errores que llevan a los mismos desastres. En este S. XXI que estamos viviendo, se vuelven a tratar de resucitar fórmulas políticas creadas por esos “estadistas pistoleros”, que han sido funestas para los pueblos que las han tenido que sufrir. Parece que la humanidad ni aprende ni escarmienta. Para constatarlo, solo hay que echar un vistazo a la situación en el mundo. El número de “estadistas pistoleros” ha crecido como las malas hierbas en primavera.  El problema radica en que paulatinamente, los instrumentos para matar, son más y más eficientes, potentes y masivos.

«Los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos» F.NIETZSCHE.

POMPERIPOSSA EN MONISMANIA

El cuento para adultos que publico a continuación no tiene desperdicio. Lo conocí a través de D. Mauricio Rojas,  profesor universitario, escritor y político, que tuvo la amabilidad de escribir la introducción para el libro que hemos traducido y que ha salido a la luz recientemente del profesor ruso Igor Shafarevich: «El Fenómeno Socialista».  Con agudo sentido del humor, la escritora Astrid Lindgren -creadora del personaje Pipí Calzaslargas- pone de manifiesto los excesos de la llamada socialdemocracia, que suele tener poco de socialista y menos de democracia. Por favor leerlo. Pasareis un rato divertido y os hará reflexionar sobre la situación actual en España y otros países europeos.

La introducción, traducción y comentario final es de Mónica Mullor. «ideasyanalisis.wordpress.com»

El relato que leerán a continuación es una narración para adultos publicado por la gran escritora sueca Astrid Lindgren en marzo de 1976 cuando comprobó que sus impuestos habían ascendido al 102% de sus ingresos. El cuento es un ataque a la socialdemocracia sueca, un partido que consideraba íntegramente burocratizado, arrogante y al servicio de si mismo, que había ejercido el poder en Suecia por más de 40 años. El relato, que apareció en el periódico de más alta circulación de Suecia, Expressen, tuvo gran impacto, y se dice que fue la causa principal de la derrota socialdemócrata en las elecciones de septiembre de 1976, que pusieron fin a su largo ejercicio del poder

 ASTRID

Astrid Lindgren, presta a  atacar la Casa del Tesoro de Monismania (Suecia}

 Ahora les voy a contar un cuento. Se trata de una persona que, podemos llamarla Pomperipossa, porque así se acostumbra a llamar a la gente en los cuentos. Ella vivía en un país que llamaremos Monismania porque algún nombre debe tener.

Pomperipossa amaba a su país, sus bosques, montañas, lagos y prados verdes, pero no solo eso, sino también a la gente que allí vivía. Incluso a sus sabios gobernantes. Pensaba que eran tan sabios, que cada vez que había elecciones en Monismania ella, fielmente, les volvía a dar su voto. Eran los que durante más de 40 años habían gobernado y organizado una buena sociedad, pensaba ella, donde nadie era pobre y cada ciudadano tenía un pedazo de la tarta del bienestar. Pomperipossa se sentía feliz de haber podido contribuir con su parte a la preparación de la tarta.

En Monismania había algo llamado impuesto marginal. Esto significaba que cuanto más dinero ganaba uno, mayor debía ser la parte con que se quedaba el Jefe de la Casa del Tesoro para poder preparar la tarta del bienestar. Este era una persona razonable y a nadie quería sacarle más de un 80 o un 83% de sus ingresos. «Querida Pomperipossa -dijo él-, usted se queda con entre un 17 y un 20%, y con eso puede hacer lo que quiera». Y Pomperipossa se sentía profundamente satisfecha con ello y vivía feliz y dichosa. Sin embargo, en el país había muchas personas descontentas que hacían gran escándalo y se quejaban de “la elevada presión fiscal”, como la llamaban. Pero Pomperipossa nunca se quejó. Nadie en Monismania la había oído quejarse en lo más mínimo sobre sus aportes a la tarta del bienestar. Antes al contrario, ella pensaba que era totalmente bueno y justo, y que nuevamente apoyaría a los mismos sabios gobernantes entregándoles su voto para así permitirles seguir gobernando su querida Monismania.

Pomperipossa escribía libros para niños. Lo hacía por el puro placer de hacerlo, solo para divertirse un poco en esta vida. Un día pensó: “Quien sabe, los niños son casi tan infantiles como yo y tal vez quieran leer mis extrañas invenciones”. Y resultó que ellos querían. No solo los niños de Monismania sino también de países lejanos, tanto de Oriente como de Occidente. Era para no creerlo, ¡pero en todos los rincones del mundo niños empecinados la leían sin cesar! Y fue esto lo que condujo a la desgracia de Pomperipossa. Sí, porque mientras más niños leían sus cuentos, más dinero recibía la pobre Pomperipossa. Pobre, ¿pero por qué? ¡Ahora se lo contaré!

Un hermoso día los sabios que gobernaban Monismania se reunieron en un castillo que podemos llamar Haga, ya que así se llamaba. Probablemente sin tiempo para sacar cuentas cuidadosamente, tomaron una extraña decisión que hizo la vida, no solo de Pomperipossa sino de muchos habitantes de Monismania, más difícil de lo tolerable. Acerca de las consecuencias de esta decisión Pomperipossa no sabía nada por el momento. No hasta que un buen amigo de repente le preguntó:

– ¿Sabes que tu impuesto marginal este año es 102%?

– ¡Tonterías! -dijo Pomperipossa-. ¡Tantos «porcientos» no existen!

Ella no era, como se ve, muy experta en matemáticas superiores. “Así es” le dijeron. En Monismania había incontables «porcientos», y si uno juntaba el impuesto sobre la Renta y las cotizaciones sociales que Pomperipossa debía pagar, ya que trabajaba por cuenta propia, se llegaba al 102%. ¡Y poco importaba lo que Pomperipossa dijese al respecto!

Pobre Pomperipossa, allí había estado trabajando diligentemente y ni siquiera sabía que era una empresaria por cuenta propia. Ahora debería sentirse orgullosa de verdad. «¡Soy una empresaria independiente, eso es ser algo!”. Mas luego de sacar las cuentas, comprendió lenta pero inexorablemente que en Monismania ser autónomo significaba la muerte.

Así pensó ella, y sacó estas cuentas: «Esos terribles niñitos que leen para que yo gane dinero, ¿cuánto podrá reportarme su desgraciado amor por la lectura este año? En el mejor de los casos, tal vez solo un millón y en el peor de los casos, dos millones». (Puesto que el dinero que recibía por sus libros provenía de todo el mundo, nunca se sabía de antemano cuánto sería. Además podía recibir cheques de un valor cuantioso y así verse afectada despiadadamente cuando menos se lo esperaba.) «Vamos a suponer lo peor -pensó Pomperipossa- ¡Dos millones!”

Entonces, el impuesto a pagar sería así. De los primeros 150.000  que todos los niños juntos reúnen leyendo para usted, uno se queda, se dice, con 42.000 coronas.

El resto de los 150.000 (108.000) van para:

La tarta del bienestar                      108.000

El 100% de la cantidad restante es    1.850.000

Y el 2%, que estúpidamente no sabía que

Existía es                                           37.000

TOTAL                                           1.995.000

Para Pomperipossa                                5.000

Cuando había llegado tan lejos sacando cuentas, se dijo a sí misma: “¡Mujercita, nunca has sido buena para sacar cuentas! Existen los decimales y cosas por el estilo, seguramente contaste mal, deben ser 50.000 las que quedan para ti”. Entonces volvió a sacar las cuentas, pero el resultado no fue diferente: si ganaba dos millones, a ella le quedarían ¡5.000 coronas para vivir!

Pomperipossa empezó a preocuparse, no se puede negar, y se dijo: “¡No es que gastes mucho en comida, pero aun así”. 5.000 coronas, cuando el arenque salado, que una vez fue la base de la cocina de los pobres, se ha vuelto tan increíblemente caro y el precio de todo lo demás también. Ahora estaba realmente asustada, y comenzó a informar de su dilema a amigos y familiares. Pero ellos no la creyeron. “5.000 coronas. ¡No intentes engañarrne!”, le decían.

Cuando por fin logró convencerlos, sus amigos le respondieron: «Sí, pero hay un montón de deducciones”. “¿Qué es eso de deducciones?”, pensó Pomperipossa. La deducción es el dinero que has pagado y no se puede comer como un arenque salado. Desconsolada, Pomperipossa se fue a casa y se sentó a pensar y meditar en un rincón oscuro. “¿Cómo podré conseguir comida para el día? -pensó-. ¿Tal vez pueda andar por allí como los pobretones de antes y robarme algo de comer por aquí y por allá? ¿Tal vez si busco a los sabios gobernantes y les golpeo la puerta, puede que se compadezcan y me den un plato de sopa de vez en cuando, y si se gastan algo de esas 1.995.000 coronas, entonces la sopa podría ser más espesa, e incluso puede que le añadan una salchichita?” Pero ni siquiera el pensar en la salchicha la consoló.

El corazón de Pomperipossa se ponía más y más oscuro. Se dio cuenta, entonces, de que había algo malo y vergonzoso en escribir libros, ya que eran castigados tan duramente. Cómo será en otros países, se preguntaba. Algo sabía ella, puesto que había encontrado a un buen hombre de origen ruso que era escritor. Sus libros se vendían muy bien y él pagaba un 13% de impuesto. (Pomperipossa le contó de su 102% y entonces él se cayó de la silla. Pero tan pronto como se hubo recuperado, se fue derechito a casa para contar esto en su país.) Pomperipossa también había oído que en Irlanda les tenían tanto miedo a sus escritores que no se atrevían a cobrarles impuestos. “Pero seguramente debe ser mentira”, pensó Pomperipossa.

Muchas cosas alcanzó a pensar mientras permanecía sentada. En Monismania había otros emprendedores independientes como ella. Por ejemplo, médicos, dentistas y abogados, los cuales rápidamente habían llegado a la conclusión de que cuanto más trabajaban menos dinero se merecían, y por eso habían decidido mandar a la punta del cerro los cálculos biliares, los molares doloridos, los divorcios y las compraventas de propiedades al menos uno, dos, tres, cuatro, y cinco días a la semana. Seguramente por eso los habitantes de Monismania ahora tenían que luchar mucho más que antes para ser atendidos por un dolor de estómago o de muelas o por un abogado para comprarse una casa algo vieja que estuviese muy endeudada, porque, según había oído, era la mejor manera de rebajar el 102% de impuesto a casi nada si uno quería.

Al llegar tan lejos en sus pensamientos, Pomperipossa suspiró: “¿Por qué no tengo deudas? Ay, queridos padres ¿por qué me enseñaron que las deudas eran algo malo, algo que no había que tener? ¡Vean cómo me ha ido, no tengo deudas, sino solo esos desesperantes ingresos que me hacen desdichada!”

Sentada en su rincón, Pomperipossa pensaba más y más. Se acordó de José en Egipto. Él había comprendido muy bien que durante los años de vacas gordas había que ahorrar para afrontar los años de las vacas flacas. Así de sabia, por supuesto, había sido Pomperipossa. Ella tenía un seguro de pensión bastante alto. “Es razonable -pensó- ahorrar para mi vejez. Cuando la pluma se caiga de mi mano temblorosa y no pueda escribir más, entonces no seré una carga para la sociedad. Si tengo seguro de pensión, tengo garantizado el pan de cada día, aunque, por supuesto, deba pagar impuestos por lo que reciba”. ¡Y así sería, ya que los sabios que gobernaban Monismania habían decidido con bastante sensatez que las primas de las pensiones serían deducibles de los impuestos. No se pagarían impuestos hasta el día en que se comenzara a cobrar la pensión. Hubo muchos que se aseguraron. Por ejemplo, los artistas del mundo del espectáculo, que sabían que su popularidad puede ser de corta duración: “Hoy popular, mañana olvidado pensaban. Aquí hay que ahorrar para un seguro de pensión mientras los tiempos son buenos, de lo contrario, nos espera la mendicidad, cuando la gente ya no quiera escuchar mis glamorosas canciones sobre las angustias y dichas de la vida”

Los sabios de Monismania pensaron por mucho tiempo que esto era bueno Y sensato, pero poco a poco comenzaron a tener dudas y el mandamás, de pronto, se levantó y dijo que se le erizaban los cabellos al ver las deducciones que la gente disfrutaba por sus ahorros para la pensión. ¡Maldición, maldición, el seguro de pensiones era malo y vergonzoso! “¿Por qué ahora? Pensó Pomperipossa ¿Por qué se le eriza el pelo de forma tan colosal? ¿Cómo puede de repente llegar a ser comparable con la evasión de impuestos algo que los sabios habían decidido hasta ahora que era prudente y sensato?” Porque fue así como se podía leer la noticia en el propio periódico de los sabios gobernantes. Se publicaron largas listas acerca de cuánto ganaba la gente y las abultadas deducciones que habían hecho. Las listas eran tan largas que nunca quedó espacio para hablar de cuánto la gente pagaba en impuestos, y nunca se mencionó nada acerca de un 102% ni cosas así, no. En cambio, ¡las deducciones sí que fueron explicadas con lujo de detalles! ¡Claro, claro! -pensaron los impresionados lectores- ¡Qué deducciones hacen esos ricachones por su champán y su caviar y su estilo dispendioso de vida en general!

Finalmente, la así llamada opinión pública estaba tan concienciada que cuando los sabios gobernantes presentaron su proyecto de ley en el parlamento, no hubo ni un solo partido que se atreviera a oponerse y defender la deducción de impuestos por los ahorros para la pensión. No, ninguno se atrevió a ir en contra de la opinión pública, ¡porque pronto llegaban las nuevas elecciones! Así, se promulgó una ley con efecto retroactivo, lo que ocurría, según lo que sabía Pomperipossa, por primera vez en Ja historia de Monismania.

Y así el acuerdo de seguro que Pomperipossa había firmado legalmente hacía más de diez años, de la noche a la mañana fue algo imposible de mantener y ella se vio obligada a ir a su compañía de seguros y decir: “¡Por desgracia, no puedo cumplir con nuestro acuerdo porque no puedo pagar!”. Sin embargo, en la compañía de seguros estaban sorprendidos, enojados y enrabiados con los sabios gobernantes que habían tomado esta decisión sin antes acudir a los expertos para informarse de las consecuencias que tendría la nueva Ley, por lo que se limitaron a decirle adiós a Pomperipossa con los ojos inyectados en sangre, pidiéndole que se fuera antes de que todo el edificio se derrumbase.

¡Había más cosas que Pomperipossa había alcanzado a pensar en su rincón oscuro! En los buenos viejos tiempos, cuando la tasa marginal de impuestos era de no más del 83%, existía también algo llamado «pensión alimenticia periódica». Quería decir que si, como en los viejos tiempos, Pomperipossa contaba con más dinero del que requería para las necesidades de la Vida y tenía a su alrededor parientes u otras personas necesitadas, ella podía darles un apoyo económico periódico. Ese apoyo económico era deducible de su declaración, y solo por eso lo podía hacer. El aporte a la tarta del bienestar era todavía una parte razonable, ya que el destinatario de la prestación también pagaba impuestos por la ayuda que recibía. Pero un buen día nuevamente se les empezó a erizar el pelo a los sabios que gobernaban Monismania porque, tal vez, llegó a sus oídos que un hijo de Monismania con buenos ingresos le entregaba a su vieja madre 25.000 coronas anuales, lo cual hacía que ambos pudiesen vivir igual de bien. “Maldición, maldición, esto es feo y vergonzoso -pensaron los sabios-. ¡Tenemos que impedirlo!” Y así lo hicieron.

“Pero qué ocurrencia han tenido -pensó Pomperipossa en su rincón oscuro-. ¿Son estos los sabios a quien yo admiraba y valoraba tan altamente? ¿Qué tipo de sociedad es la que se esfuerzan por construir? ¿Una sociedad tan torcida e imposible como sea posible? Oh, mi joven y ardiente socialdemocracia de mi juventud, ¿qué han hecho de ti? -y comenzó a ponerse un poco patética-. ¿Cuánto tiempo más tu nombre puro será utilizado para proteger un sistema de poder sin límites, paternalista, burocrático e injusto?” Pomperipossa pensaba que en un país democrático el derecho de todos estaría protegido. La gente no debería ser castigada ni perseguida solo porque honradamente, con o en contra de su voluntad, ganase dinero. Pero era eso lo que, por lo que Pomperipossa podía entender, estaba ocurriendo ahora. Con la pobreza que le sonreía frente a su propia cara, era difícil ver la situación de otra manera. “¿Qué es -pensó- esta extraña y amarga envidia que ha caído sobre toda Monismania? ¿Y por qué nadie se rebela de forma tal que sea escuchado? Las cosas no pueden continuar así, porque entonces se acabará toda fuerza emprendedora en nuestro país y no quedarán emprendedores a quién cobrarles impuestos.»

Y Pomperipossa se puso a leer de nuevo un corto verso escrito recientemente por uno de los poetas más excelsos de Monismania:

Si creas un valor, la sociedad no lo puede tolerar,

en el alboroto de los burócratas estás obligado a participar,

tú debes ayudar a Castro a hacer la guerra en Angola

o si no, te vas a una casa de ancianos y recibes terapia.

En ese momento Pomperipossa sintió que ella misma, sin duda y de forma inmediata, necesitaba terapia. ¡Qué difícil y doloroso era verse obligada  dudar de la sociedad que hasta entonces había considerado como la mejor del mundo!

Más y más sombras se iban acumulando a su alrededor y nuevamente pensó en las cinco mil coronas que tendría para vivir si tenía la mala suerte de ganar dos millones. “Pobre de mí, pensó, ¿por qué no recibiré una pensión de vejez sin huella alguna de otro ingresos? ¡Cuán rica sería en comparación con mi situación actual” Entonces, como un rayo caído de un cielo azul, pensó: “¡Pero, mujer, tú debieras poder recibir ayuda social” ¡Oh, que pensamiento más maravilloso! Con nuevas esperanzas, se puso a escribir una carta al Jefe de la Casa del Tesoro con el fin de saber cuánto podría llegar a recibir ella. Entonces se dijo así misma: “¡Sabía que había una solución, me faltaba solo pensar en ella! Porque ésta es la mejor sociedad del mundo, ¿cierto?, ¿o no?” «Esta pregunta la dejaré sin respuesta», pensó.

Y así vivió Pomperipossa, feliz de la ayuda social el resto de su vida. Y nunca más escribió libros.

PS.: En el momento en que este artículo era enviado a impresión, Pomperipossa recibió de parte de la Agencia Contable de los sabios gobernantes el cálculo exacto en el cual se le decía que de ninguna manera recibiría 5.000 coronas para derrochar. “No, dijeron ellos. Si ganas dos millones nosotros debemos recibir, ¡aleluya: 2.002.000 coronas!”

Entonces se decidió Pomperipossa a salir por las calles a pedirle dinero a la gente para poder comprarse una palanca de gran tamaño. “¡Y, ahora, a temblar, hombres sabios”, pensó ella, “y refuercen las guardias de vuestras cajas fuertes! 5.000 me van a dar, sea como sea, si ustedes pueden robar con tal desfachatez, ¡también puedo hacerlo yo!”

Comentario final de la traductora:

Una versión algo distinta del final de este relato la ha dado el escritor de origen sueco-chileno Mauricio Rojas y dice así: “Cuando Pomperipossa finalmente pudo forzar el cofre del tesoro descubrió que estaba vació. El Estado no tenía dinero. Todo lo que el gran Estado le había prometido a los habitantes de Monismania era como un cheque sin fondos. Esto es lo que pasó en Suecia a comienzos de los años 90, cuando en plena crisis los ciudadanos fueron a reclamar sus derechos y se encontraron con un Estado en quiebra. Ese fue el triste final de la saga del viejo Estado benefactor sueco y sus sabios gobernantes.»

LOS POLITICOS Y LA SITUACION ACTUAL

images

 

FRANKLIN DELANO ROOSVELT

La diaria observación de los acontecimientos que suceden tanto en nuestro país como en el resto de la UE, y las actitudes de los dirigentes frente a ellos, me hace reflexionar sobre el efecto que tiene sobre un país la valía de sus gobernantes.

Voy a exponer a título de ejemplo un resumen de la semblanza del presidente F.D. Roosvelt, tomada del magnífico libro “Diplomacia”  de  H.  Kissinger.  No se pueden evitar las comparaciones con nuestros dirigentes actuales tanto españoles como europeos.

“Para los dirigentes políticos contemporáneos que gobiernan dejándose influir por las encuestas de opinión, el papel de Roosvelt al llevar a un país aislacionista a participar en la segunda guerra mundial es como una lección objetiva sobre el alcance de del liderazgo en una democracia”.

“Todos los grandes líderes son solitarios. Su singularidad se debe al don de captar unos desafíos que aún no son obvios para sus contemporáneos”.

“En una democracia, la interrelación entre los dirigentes y sus votantes siempre es compleja. Un líder que se limite a la experiencia de su pueblo en un período de trastornos logra una popularidad temporal, al precio de ser condenado por la posteridad, cuyos derechos estaba descuidando. Por otra parte, un líder que se adelante en exceso a su sociedad se volverá inútil. Un gran dirigente debe ser un educador, que haga de puente entre sus visiones y el ámbito doméstico; pero también debe estar dispuesto a caminar solo para permitir que su sociedad siga la ruta que él ha elegido”.

“En cada gran líder hay inevitablemente un elemento de astucia que a veces simplifica los objetivos y en ocasiones la magnitud de la tarea. Pero la prueba última será ver si encarna la verdad de los valores de su sociedad y la esencia de sus desafíos. Roosvelt tenía una profunda fe en su país. Estaba convencido de que los totalitarismos de su época eran un mal absoluto,  y a la vez una amenaza a la seguridad del país. Estuvo dispuesto a soportar la carga de las decisiones solitarias. Tuvo que avanzar con pasos angustiosamente calculados, a través del abismo que se abría entre sus metas y la realidad de su sociedad para mostrarles que el horizonte más lejano era en realidad más seguro que el próximo”.

“Como corolario a lo anterior, debemos preguntarnos si cualquier contemporáneo de Roosvelt, de cualquier partido político habiendo tenido el valor y la visión de reconocer el desafío hubiera tenido también la fuerza de voluntad necesaria para conducir paso a paso a un pueblo aislacionista al compromiso de hacer todo lo necesario para derrotar a los totalitarismos de la época”.

Hemos padecido un presidente cuya experiencia de gestión era nula. No fue  ni concejal de su pueblo; no se había ganado un sueldo en su vida en otra cosa que no fuera la política; nunca creó una empresa y no sufrió los escollos que las Administraciones ponen al emprendedor y, luego,  la lucha en el mercado con los competidores; ni contrató y dirigió personal; ni conoció los sinsabores y trabajos de buscar financiación en la banca, ni peleó con Hacienda o con Trabajo. Que nunca tuvo  responsabilidades en una empresa o institución. Parece ser que, ni tan siquiera hasta que fue presidente, viajo al extranjero de forma frecuente. Desde luego no hablaba ningún idioma aparte del español, que yo sepa. (Son famosos su “Felipe, everyday bonsai”; o la ocurrencia de presentarse en una cena de Estado en USA con las “niñas góticas”, como un paleto. Vergüenza ajena sentimos los españoles)

¿Vamos camino de repetir el error? Como he leído en un comentarista político: ¿vamos camino de una “mindundicracia”?; ¿estamos ya en ella? ¿Tienen nuestros dirigentes la cultura, la formación y la experiencia necesaria para dirigir una nación? ¿Hay en estos momentos en nuestro ámbito doméstico algún político con las dotes necesarias para hacerle ver claramente a sus conciudadanos cuál es la situación? ¿Hay alguien capaz, como el otro gran líder de aquella época, Sir Winston  Churchill, de decirles claramente a los votantes que la salida de este lío monumental que tenemos solo se puede conseguir a base de “Sangre, sudor, esfuerzo y lágrimas”?

Decir que los supuestos “derechos” que muchos tienen en la boca a todas horas, son “servicios”, que hay que pagar y tienen un coste muy elevado; que dirigentes anteriores llevaron irresponsablemente al país a la bancarrota; que TODOS, O LA MAYORÍA, hemos vivido por encima de nuestras posibilidades reales con dinero prestado del interior o del exterior; que tenemos una estructura institucional del Estado que por todos los especialistas del mundo se considera insostenible y que es además  ineficiente y muy proclive a la corrupción; que cada “Poncio” autonómico,  buscando las migajas de unos votos más en la próxima elección, enfrenta de forma demagógica e irresponsable a sus votantes, bien contra el Estado bien contra las otras autonomías, en vez de actuar como “…un buen dirigente y educador”  preocupado por el bien común.

Se están ofreciendo para solucionar los problemas actuales, sistemas basados en ideologías periclitadas que no son útiles para enfrentar los desafíos del tiempo actual y resolver los problemas de los ciudadanos. Llevando además aparejadas injusticias, sufrimiento, empobrecimiento y pérdida de libertades… (Libertad, ¿para qué?, decía Lenin)

En 1982, el de la gran victoria del PSOE, con motivo de unos negocios, tuve oportunidad de conocer a un personaje al que no he dejado de recordar. Un caballero italiano,  maduro, inteligente y con mucha experiencia política y empresarial. En una charla informal vaticinó que lo primero que harían los recién llegados al poder, sería cambiar la enseñanza. Comenzarían un proceso de ingeniería social en gran escala que les permitiera conservar el poder de forma permanente, y ello solo podría conseguirse sobre un pueblo adoctrinado políticamente en las aulas desde la infancia al que se hubiera “…incapacitado previamente para razonar y pensar por sí mismo”. A la luz de lo que tenemos, no se equivocó.

Unos ciudadanos incapaces de un mínimo de análisis racional sobre el origen y la solución de los males presentes y que se aferran a cualquiera que les prometa otra vez el “gratis total” o “la renta básica universal”  (Una forma de comprar el voto como se hace en Andalucía a través del PER) y que vuelve la espalda a lo que dijo Sir Winston…  Que, manipulados por actores interesados, siguen ciegamente el mantra de defender “lo público” cuando la experiencia demuestra en cada vez más países, que los servicios públicos prestado por empresas privadas, con todos los controles y cautelas necesarias, son mejores y más eficientes: véase el caso de la sanidad en Holanda y Suecia y la enseñanza en Suecia, un país al que el “progresismo” arruinó totalmente a principio de los 90 y que ahora empieza a levantar cabeza. Voy a hacerlo seguir por un relato muy divertido de Astrid Lindgren, la autora de “Pipi Calzas Largas”, muy ilustrativo de lo que allí pasó y aquí estamos siguiendo el mismo camino.

QUE CADA UNO SAQUE SUS CONCLUSIONES Y LA FORTUNA NOS AYUDE 

Canadian photographer Yousuf Karsh's famous image of a defiant Winston Churchill.
SIR WINSTON CHURCHILL 

En la magnifica fotografía, en pose desafiante, del fotógrafo Yousuf Karsh

AYN RAND

AYN RAND

¿Quién fue Ayn Rand? Tras este seudónimo se oculta la filósofa y literata de origen ruso judío ALISA ZINOVIEVA ROSENBAUM. Nacida en San Petersburgo de familia judía (no practicante), el 2 de febrero de 1905. Estudió filosofía e historia en la Universidad de San Petersburgo. Desde muy joven fue una apasionada lectora de novelas del romanticismo, Walter Scott y Alejandro Dumas fueron sus primeras lecturas en ese ámbito. A los trece años descubrió a Víctor Hugo, convirtiéndose en una entusiasta de su obra. En filosofía, sus mayores influencias las recibió de Aristóteles y Nietzsche. Su pasión por la literatura la llevó a interesarse por el teatro y el cine y, parece ser, que desde los siete años ya escribía pequeños relatos y guiones para ambos medios.

Detestaba Rusia con toda su alma, especialmente tras la Revolución de 1917 que llevó el país a una situación de terror, represión y miseria. En 1926 consiguió un visado para salir del país y emigró a Estados Unidos, donde inicialmente vivió con unos familiares en Chicago. Posteriormente llevada por su fascinación por el cine, se trasladó a Hollywood donde aceptaba cualquier tipo de trabajo para costearse la vida. Allí conoció a Cecil B. de Mille, que se interesó por ella al conocer su pasión por el cine. Este la introdujo en los aspectos técnicos de la producción y funcionamiento de los estudios. Incluso le ofreció papeles como extra en diversas películas, entre otras en “Rey de Reyes”, donde aparece destacada en varias escenas.

Entre sus obras literarias destacan, El Manantial, La rebelión de Atlas y Los que vivimos. La primera fue llevada al cine con mucho éxito en 1949 por King Vidor, interpretada en sus principales papeles por Gary Cooper y Patricia Neal. Tengo vagos recuerdos de esta película acerca de la vida de un arquitecto de espíritu libre e independiente. Creo recordar que estaba inspiraba en la figura de arquitecto Frank Lloyd Wright, pero no lo puedo asegurar porque la vi hace unos 55 años.  La última obra es una especie de autobiografía, en la que narra la difícil vida de una mujer de espíritu libre e independiente en el régimen totalitario soviético. Una curiosidad: durante la época de Mussolini, se hicieron dos películas con el contenido de esta obra. Reflejaban la miseria y terror del régimen soviético y fueron un gran éxito en Italia. Se rodaron sin su conocimiento. Se enteró, después de la II Guerra Mundial. Se casó con el actor norteamericano Frank O’Connor y falleció en Nueva York en 1982.

Se ha definido siempre como anti socialista y anticomunista. Supongo que como muchos otros de su mismo temple porque “han vivido en las entrañas de la bestia…”.

Después de este largo preámbulo, voy a reproducir lo que escribió en 1920, para que tras una lectura atenta y cuidadosa, sirva de reflexión sobre la intemporalidad de algunas situaciones, independientes del tiempo, el lugar y sistema político en que se produzcan. Por desgracia, lo que refleja es casi una norma universal, sobre todo en los regímenes que se denominan democráticos, pero pasados por el socialismo en distintas gradaciones. Juzgue el lector que tenga la paciencia de llegar hasta el final:

“Cuando te das cuenta de que para producir necesitas obtener autorización de quien no produce nada. Cuando compruebas que el dinero es para quien negocia, no con bienes sino con favores. Cuando te das cuenta que muchos son ricos por sobornos e influencias, más que por el trabajo, y que las Leyes no nos protegen de ellos, mas por el contrario son ellos los que están protegidos. Cuando te das cuenta que la corrupción es recompensada y la honestidad se convierte en auto sacrificio. Entonces podría afirmar, sin temor a equivocarme, que tu sociedad está condenada”.

Solo me queda, para aviso de navegantes, traer a colación unos versos de mi admirado Jorge Manrique:

Recuerde el alma dormida,/Avive el seso y despierte,/Contemplando…

  AYN RAND 2

HISTORIAS DEL INNOMBRABLE 

el innombrable

ENDESA

 En los últimos días ha aparecido una campaña publicitaria masiva en  medios de difusión para colocar una parte importante de las acciones de la compañía entre inversores españoles, institucionales y privados. Según noticias de la prensa económica, el tramo dedicado a los minoristas (público en general) era inicialmente del 30%. Los bancos que intermedian en la colocación parece que han desaconsejado una cifra tan alta y al final la cantidad a ofertar va a ser del 15%.

La historia de la OPA sobre esta empresa fue un tema que me interesó mucho por las intromisiones del poder político de la época y los abusos que se cometieron por parte del mismo. Seguimos, y seguramente seguiremos por mucho tiempo, pagando las acciones de aquel nefasto gobernante y su partido.  Guardé en su momento muchos recortes de prensa sobre el tema y he recurrido además a ese maravilloso depósito de la memoria que son las hemerotecas, ahora muy fáciles de consultar a través de internet.

Vamos con los hechos rescatados de las hemerotecas que son muy sustanciosos y reflejan la forma de actuar de la Administración de la época. Las llamadas de todos los mandatarios importantes del mundo haciéndole ver que tenía que tomar medidas drásticas en la economía, lo que propiciaron no fue que se afrontara la situación y se tomaran las medidas, sino la huida.  Cuando fue consciente (¿?) del desastre que había ocasionado tomo la decisión de salir corriendo. Pero, en vez de convocar las elecciones de forma inmediata dada la situación tan delicada en que estaba el país, por alguna razón que nadie comprendió,  las convocó para varios meses después, concretamente para el 20 de noviembre, perdiendo un tiempo precioso. Al alargar la legislatura, era su obligación presentar unos Presupuesto del Estado para que los nuevos gobernantes no se encontraran al tomar posesión, a principio del año siguiente, sin ese instrumento fundamental de gestión. Cuando el nuevo gobierno tomo posesión se tuvo que dedicar dentro del año, a elaborar a toda prisa unos Presupuestos para poder funcionar. Se perdió un tiempo precioso, aunque visto ahora con perspectiva quizás fue mejor porque los Presupuestos del anterior fueron  fantasías que nunca se cumplieron. Pero, El que venga detrás que arree, debió de pensar el gran estadista.

torres-de-energia-

El 5 de septiembre de 2005 Gas Natural lanza una OPA sobre Endesa a 21,30 euros por acción, de los cuales 13,85 euros se pagan en acciones de la propia compañía Gas Natural (mediante una nueva emisión de acciones ad hoc), y el resto, 7,45 euros, en metálico. La extrañeza de esta operación radicaba en que, por decirlo de alguna manera, el boquerón, quería comerse al gran atún. ENDESA era una empresa muchas veces mayor que Gas Natural y se adivinaba en la operación un tufo de turbio trasfondo político.

Para obtener el efectivo ofrecido, Gas Natural logra previamente un acuerdo con Iberdrola para que ésta compre después de la OPA los activos de Endesa localizados en áreas geográficas de actuación de Iberdrola. Por unos 8.000 millones de euros.

Para facilitar la operación, Gas Natural cuenta con un préstamo puente, por una cantidad equivalente, del grupo de bancos Société Générale, UBS Investment Bank y La Caixa, el mayor accionista de Gas Natural con magníficas relaciones con el PSC.

El 6 de noviembre de 2005, Endesa rechaza la oferta y anuncia acciones defensivas. La operación pronto se vio envuelta en polémica. El Ministro de Industria, José Montilla,  negó la relación entre su aprobación de esta operación y la condonación al PSC por parte de La Caixa de una deuda de más de 6 millones de euros. Por parte de la opinión pública se consideró un pago por servicios prestados y a prestar. Desde Cataluña, se envolvieron como siempre en la bandera y el victimismo, y se dijo que la oposición era por ser una empresa catalana.

En febrero de 2006, la eléctrica alemana E.ON se incorporaba a la pugna como caballero blanco y realizaba una contra OPA sobre Endesa, mejorando la anterior oferta en un 30% y ofreciendo 27,5 euros por acción, todo en efectivo. La directiva, presidida por D. Manuel Pizarro, rechazó ambas ofertas y apostó por su propio proyecto. El origen extranjero de E.ON, participada  por el estado alemán, fue fuente de más polémica. A su vez, desde sectores partidarios de la OPA se descalificó la oposición de ciertos sectores “españolistas” a dejar el sector energético en manos de empresas radicadas en Cataluña, pero no a permitir su compra por parte de empresas extranjeras.

Considerada objetivamente la oposición, se ve claramente que no era porque la comprara una empresa catalana, sino porque el  montaje de la operación era anómalo. Compro una empresa más grande que yo; pago entregando acciones de  una ampliación de capital ad hoc (cuyo valor viene dado por las propias acciones que recibo) y el resto vendiendo parte de los activos a otra empresa del sector. Una idea brillante que solo se le ocurre al que está muy seguro de un fuerte apoyo político. Por poner un ejemplo: una pequeña empresa de alimentación podía haber hecho una OPA sobre, digamos Mercadona, y pagarla con acciones de una ampliación que se hiciera por el mismo importe que valen las de la sociedad opada. Adicionalmente, veo de que activos se puede desprender la sociedad, para ofrecérsela a un competidor a cambio de algún efectivo complementario. Un genio, el que diseñó la operación, que naturalmente no fue aceptada.

El 11 de abril de 2007, la italiana ENEL y la española Acciona lanzaban su OPA, la tercera en dos años, ofreciendo 41,30 euros por acción, actualizando los 41 euros mínimos que ofrecieron el día 26 marzo. El 5 de octubre de 2007, la italiana Enel y la española Acciona se hacían con el 92% del capital de Endesa, culminando así la operación y el acuerdo con la alemana E.ON. ENEL, por cierto, pertenece en gran medida al estado italiano, pero parece que eso ya no tenía importancia.

 El 20 de febrero de 2009 Acciona y ENEL ejecutaron el acuerdo, firmado   entre ambas el 26 de marzo de 2007, por el que Acciona vendía sus acciones de Endesa, un 25%, a cambio de los activos de energías renovables de la misma, más 8.000 millones de euros. Esta operación, supone que ENEL se convierte en el dueño casi absoluto de Endesa por controlar directa o indirectamente el 92% de su capital social, poniendo fin a la larga batalla por el control de la mayor empresa eléctrica española. El negocio para Acciona, de la familia Entrecanales, fue calificado en la prensa de la época como “el segundo gran pelotazo de Acciona”.

8559710-imagen-dramatica-de-distribucion-central-

ENDESA cuenta en España con cinco plantas de ciclo combinado, San Roque, en Cádiz; Colón, en Huelva; Besós 2 y 3, en Barcelona y As Pontes en Coruña. En total 3.467 MW.

En los meses de febrero y marzo de 2013 llevaron a cabo EREs en las plantas de S. Roque y Colón, donde plantearon rebajas de sueldo de hasta el 50% y reducciones adicionales de plantilla. También se transfirió  una gran parte de la operativa de las filiales a la matriz ENEL con la consiguiente reducción de la estructura corporativa: compras, auditoria, sistemas, telecomunicaciones, patrimonial, comunicación y financiera. Empieza el desmantelamiento.

Mientras, por esa misma época, afirmaba que “…con esta apuesta, ENDESA, asume un compromiso de calado social con nuestro país para ayudar a la recuperación del pulso económico y la creación de empleo”. Declaración que contrasta con los 1.284 empleados que habían sido invitados a dejar la compañía en los tres años anteriores y con los 1.000 que serían baja en breve siguiendo instrucciones de su matriz ENEL. (Según informa la prensa)

El pasado primero de octubre se publica que el consejero Delegado, Andrea Brentan, abandona la empresa tras 5 años en el cargo por la “jibarización” de ENDESA. Esto es, el traspaso de todos los activos de Endesa en Hispanoamérica (Chile, Argentina, México, Colombia y otros) a la matriz italiana ENEL, con sede en Roma. En compensación, ENEL paga a ENDESA, 8.000  millones de euros. Ese importe ha sido destinado principalmente a repartir un megadividendo extraordinario a los accionistas. Como ENEL ostenta el 92% de la titularidad, el dinero casi en su totalidad, vuelve otra vez a ENEL. Y el trabajo de muchos años de D. MANUEL PIZARRO y D. RAFAEL MIRANDA creando las filiales de América, perdido para España. Continúa el desmantelamiento.

Pero la cosa no termina aquí. El 8 de octubre, leemos en la prensa económica que, como las deudas de la sociedad matriz, ENEL, son muy cuantiosas, ENDESA ha solicitado un préstamo sindicado a varios bancos españoles y extranjeros por 7.500 millones de euros. De ellos, 6.353 millones son para otro megadividendo cuyo 92% va para casa otra vez. Otro paso más.

El día 17 de octubre, nos informa la prensa, que viaja a España la Sra. Bachelet, presidenta de Chile, para reunirse con el Sr. Rajoy y con Gas Natural, empresa que ha presentado una OPA por CGE, empresa eléctrica chilena. El gobierno chileno, al parecer, apoya esta operación. Ante la toma de control de la filial de Endesa en Chile por ENEL, el gobierno chileno, quiere conocer la situación ya que se siente más cómodo tratando con empresas españolas.

El 7 de noviembre aparece la noticia de que, a pesar de haber publicitado su interés con grandes declaraciones, ENDESA no va a presentar oferta por el negocio importante de E.ON. El Sr. Borja Prado, había anunciado su interés por acudir a la venta, tras ver como ENEL se quedaba con las joyas de sus filiales americanas.

El 8 de noviembre se publica que,  la compañía que está en plena Oferta Pública de Venta (OPV), con el producto de cuya venta su matriz -la italiana ENEL- reducirá su deuda en otros 3.100 millones, ha pedido la autorización para cerrar la planta de ciclo combinado de Colón, en Huelva, con una potencia instalada de 398 MW. Anteriormente, en julio,  también pidió la clausura de la central mixta de gas-fuel de Foix (Barcelona).

Por otro lado, como se ha dicho al principio, está en marcha una OPV destinada a accionistas españoles. Es irónico que su campaña, con gran despliegue de medios, tenga como eslogan la “energía de España para salir de la crisis”. Con lo recaudado en esta OPV de los ahorradores españoles, se debería de cerrar el círculo, pero quien sabe lo que vendrá después, una vez que los restos de la antes mayor empresa eléctrica del país, esté en manos españolas en un porcentaje importante.

Por último, para completar el cuadro, la compañía ha publicado resultados de los tres primeros trimestres, con un 21,4%  menos de beneficio que el año anterior (1.219 millones de euros).

No me voy a extender en comentarios porque me parece que los hechos expuestos hablan por sí mismos. Que los que tengan más conocimientos, saquen las conclusiones oportunas, que me gustaría conocer, por si estoy en un error.

Creo que todos  recordamos con vergüenza los hechos que rodearon aquella operación. Presidia el gobierno “El Innombrable”, que se empeñó primero en que fuera para Gas Natural (La Caixa), y luego para los italianos y Acciona. La persecución, el acoso al que se sometió al Sr. Pizarro fue indigno y una burla de la legalidad y la democracia. No faltaron episodios chuscos, como aquel en que sus escoltas detectaron a unos individuos que los seguían hacía varios días. En una acción rápida los sorprendieron y el asunto pudo terminar de muy mala manera al salir a relucir las armas. Resultaron ser miembros de la Guardia Civil, probablemente al servicio del CNI, en una utilización ilegal de los recursos del estado para espiar y acosar a un ciudadano privado que, en defensa de su empresa y sus accionistas, se negaba a plegarse a los deseos del presidente. Deseos que, según se comprueba ahora, eran además lesivos para la economía nacional. O la comparecencia en las Cortes, de forma voluntaria, en la que demostró su estatura moral y su gallardía frente a la jauría que pretendía desacreditarlo.

Y la mezquina revancha: tras el cierre de la operación, se filtró  información a todos los medios de la elevada indemnización que le había correspondido por su cese. A mí parecer muy justa, teniendo en cuenta la rentabilidad que obtuvo para los accionistas después de varios años de dura pelea.

COROLARIO: YO NO COMPRARIA NI UNA SOLA ACCION DE ESA COMPAÑÍA PORQUE UNA VEZ VACIADA DE SUS MEJORES ACTIVOS, NO TENGO CLARO LO QUE PUEDE HACER ENEL CON LOS RESTOS UNA VEZ SANEADAS LAS CUENTAS DE SU MATRIZ.

TAMPOCO HE ENTENDIDO NUNCA COMO SE LE PERMITIÓ COTIZAR EN EL IBEX, SIENDO EL 92% PROPIEDAD DE UN SOLO ACCIONISTA, QUE AL FINAL ESTA HACIENDO LO QUE ERA PREVISIBLE QUE PODÍA HACER.

OTROSI: CADA DIA SALEN NUEVOS DATOS Y HECHOS A LA LUZ QUE DEMUESTRAN EL DESASTRE TOTAL QUE HA SIDO PARA ESTE PAIS “EL INNOMBRABLE”. NO VOY A DEDICARLE NINGUN EPÍTETO, PERO EL QUE TENGA CURIOSIDAD POR VER COMO LO RECUERDAN LOS ESPAÑOLES, PUEDE ENTRAR EN LA HEMEROTECA DE “EL CONFIDENCIAL”, CON EL  TAG>ENDESA, PARA LEER LOS “CARIÑOSOS” COMENTARIOS QUE LE DEDICAN LOS LECTORES TRAS LOS ARTICULOS DE LOS QUE HE TOMADO NOTAS PARA ESTA ENTRADA.

18754612-centrales-nucleares-de-temelin-en-la-republica-checa-europa

¿VOLVEMOS A EMPEZAR…?

Riña_a_garrotazos

 DUELO A GARROTAZOS. D. FRANCISCO DE GOYA Y LUCIENTES

Henry Kissinger: “El estudio de la Historia no nos ofrece un manual de instrucciones que pueda aplicarse automáticamente; la historia enseña por analogía, dándonos luz sobre las probables consecuencias que se derivan de situaciones comparables. Sin embargo, cada generación deberá examinar por sí misma las circunstancias que, de hecho, son equiparables.”

Este párrafo del magnífico libro de Kissinger, “Diplomacy”, me ha hecho recordar el  texto que ofrezco a continuación, y que es un ejemplo de lo que el Sr. Kissinger expone. Es de un personaje ya fallecido. Sin esta aclaración, se podría pensar que la ha pronunciado uno de estos días algún personaje actual, en cualquier medio de comunicación. No voy a entrar a valorar el contenido ni posicionarme a favor o en contra del mismo. Solo júzguese al final si las circunstancias son equiparables.

«Todos los trabajadores, ante la angustiosa situación presente, han de preguntarse a qué se debe el que, a pesar de los constantes cambios de Gobierno, a pesar de haber gobernado las izquierdas, a pesar de los Gobiernos de centro y de derecha, el paro aumente sin cesar, la carestía de vida se haga cada vez más agobiadora y la pugna entre las clases sea cada día más áspera.

Fácil es comprobar la existencia de estos problemas y aun su agravación. Con Gobiernos en que figuraban ministros socialistas, todas las calamidades que abruman a la masa obrera no sólo no tuvieron solución, sino que se agudizaron.

Con Gobiernos de derecha, toda la política se orienta en contra de  los productores; empeoran las condiciones de trabajo, se reducen los jornales, aumentan las jornadas, se los persigue, etc.

¿Qué significa esta coincidencia en el fondo de los partidos políticos, sean de derechas o sean de izquierdas? Significa que el régimen de partidos es incapaz de organizar un sistema económico que ponga a cubierto a la masa popular de estas angustias; que tanto unos partidos como otros están al servicio del sistema capitalista.

Mientras la terrible crisis económica actual ha arruinado o está en camino de arruinar a los modestos productores, y la masa obrera sufre como nunca la pesadilla del paro, la cifra de los beneficios obtenidos por los beneficiarios del orden actual de cosas, los dueños de la Banca, es elevadísimo.

Así la tarea urgente que tienen los productores es ésta: destruir el sistema liberal, acabando con las pandillas políticas y los tiburones de la Banca.»

Aunque parezca que esto es de ayer tarde, resulta que lo escribió un tal…

José Antonio Primo de Rivera en 1935,  ¡hace 79 años!

(Periódico «Arriba», nº 20, 21 de noviembre de 1935).

Recuerdo un grueso libro de tapas azules editado por Falange Española, en rústica, que contenía todos sus discursos y escritos importantes. Fue un regalo  que me hizo el Jefe de Estado Mayor de la unidad donde hice mi largo servicio militar. Como tenía tanto tiempo libre, me dedique a leer y estudiar. En ese tiempo inicie los estudios de Perito Industrial. Entre mis  lecturas de aquel tiempo, se contaba un librito editado en México sobre la II República, me parece que por Fondo de Cultura Económica. Me preguntó que leía y al verlo me comento que me iba a regalar un libro interesante para que tuviera otra visión del periodo. Días después me trajo el libro en cuestión. Lo leí, al principio por cortesía y luego con verdadero interés al descubrir al personaje, tan injustamente denostado.

Hay un hecho que no he visto reflejado más que en un libro de Memorias de D. Ramón Serrano Suñer. Cuando se pidió el suplicatorio al Parlamento para juzgarlo, por un motivo tan nimio que lo que realmente escondía era el inicio de una venganza política al estilo comunista (que siempre terminan en asesinato), el diputado que defendió al Sr, Primo de Rivera, de forma muy apasionada, fue ni más ni menos que D. Indalecio Prieto, diputado y dirigente importante del PSOE, amigo personal y admirador de J. Antonio Primo de Rivera. En un anexo al final del libro, se encuentra la transcripción completa de todas las intervenciones parlamentarias, tomada del Diario de Sesiones.

En la cárcel de Alicante se entera José Antonio que, lo planeado como mero golpe de Estado se ha convertido en guerra civil. Se ofrece al Gobierno republicano como mediador, dejando a sus familiares como rehenes. Prepara un manifiesto analizando con mucho pesimismo la situación y señalando con gallardía los errores de uno y otro bando. Propone como solución la detención de las hostilidades y la formación de un gobierno de consenso para iniciar una época de reconstrucción política y económica del país, sin persecuciones y sin acciones de represalia. Naturalmente no fueron aceptadas sus propuestas.

Estos papeles fueron recogidos por D. Indalecio Prieto, quien los publica en su libro Convulsiones en España, Ed. Oasis, México, 1967. En España lo recoge D. Ricardo de la Cierva en la revista Historia y Vida, nº 89.

Otro ilustre socialista, D. Julián Zugazagoitia, escribió con manifiesta admiración unas sentidas páginas acerca de los últimos momentos de su vida y los citados documentos. Relata brevemente el juicio, cuya sentencia estaba de antemano prefijada y relata: “La vista del proceso le coloca ante una realidad adversa. No se inmuta […] Intuye cual será la pena a que le condenan sus jueces y sin embargo, se esfuerza por convencerlos de que no deben ser injustos ni para él ni con sus hermanos. Increpa ásperamente a una persona, que en su concepto ha enturbiado la claridad del proceso. El interesado escucha la admonición sobrecogido. El relámpago de iracundia pasa y queda, en la carne del increpado, un desasosiego que será permanente”.  (Guerra y vicisitudes de los españoles. Buenos Aires 1940 y Grijalbo, Barcelona 1977)

Como se puede ver, se están repitiendo algunas circunstancias que son equiparables. Espero que al final no se conviertan en idénticas y que no tengamos  que iniciar el ciclo que en los 130 años anteriores a 1940 consiguieron que no hubiera ningún periodo de más de 25 años sin guerras ni conflictos. Estor preparando una relación de todos los acaecidos desde 1808 hasta 1940 para que se empiece a valorar lo que tenemos desde esa última fecha. A pesar de todas los defectos que ha podido tener y que sin duda habrá que corregir. A ser posible sin tener que “Volver a empezar”.

Esperemos que la cosa no pase de aquí y no lleguemos a mayores. Continuaré dando noticias, para ilustración de los que “tocan de oído”, de  otras cosas menos sensatas que llevaron al país al desastre que algunos parecen querer reeditar.

              JOSE ANTONIO Indalecio Prieto

                                            D. José Antonio Primo de   Rivera             D. Indalecio Prieto Tuero

 LOS PAISES QUE OLVIDAN SU HISTORIA ESTAN CONDENADOS A VOLVERLA A VIVIR. NOSOTROS, DESDE HACE 150 AÑOS, LA REPETIMOS UNA Y OTRA VEZ Y CUANDO PARECIA QUE ENTRABAMOS EN CAUCES DE NORMALIDAD, NOS EMPEÑAMOS EN  VOLVER EMPEZAR.

LAS TRIBULACIONES DE D. ARTURO MAS

La generalidad de Cataluña en un intento de conseguir más dinero y  privilegios se embarcó en una espiral peligrosa de reivindicaciones independentistas. Somos muchos los que sospechamos que creía que con esas amenazas conseguiría sus fines entre los cuales siempre se incluye, MAS DINERO y que la pirámide judicial catalana acabe en el TSJ de Cataluña, cuyos miembros serian nombrados por los políticos catalanes. Cierre perfecto del circulo: Una policía y una justicia controladas políticamente y ellos a lo suyo…

Al fallarle el primer intento, convocó unas elecciones plebiscitarias para tener más fuerza para continuar con sus reivindicaciones. Resultado: la pérdida de 12 diputados y el ascenso de Esquerra y otras fuerzas todavía más a la izquierda, para espanto de la clase empresarial de la región.

He leído que en una reunión con el presidente de La Caixa, éste, le dijo. “Pero, Arturo, tú te has leído el programa de esta gente… ¿Quieres convertir esta tierra en una nueva Albania?”

Ahora vuelve a hablar de elecciones plebiscitarias empujado por Esquerra, y en su partido, CiU, ha cundido el pánico. Lo que les faltaba era que se hecho público lo que casi todo el mundo sabía o sospechaba: el latrocinio sistemático de los dirigentes; que el sueño de la independencia escondía un afán de impunidad total en las actividades mafiosas de  CiU y sus dirigentes históricos y actuales. Con este panorama, en las próximas elecciones pueden convertirse en un partido extraparlamentario. Salvo que los catalanes sean masoquistas, que todo puede ser.

De forma imprudente se ha metido en un laberinto sin salida.  Con una falta de visión política que asombra, se ha entregado a  Esquerra Republicana, a la que ha allanado el camino para que pueda conseguir una victoria aplastante en las próximas elecciones.

La situación se ha vuelto tan desesperado, que ha movilizado todas las instancias que han estado a su alcance para presionar al Sr. Rajoy a fin de que le ayude a obtener una salida airosa a sus problemas. Empresarios, instituciones, públicas y privadas y hasta partidos de la oposición, que han entrado al trapo, no sé si por candidez o por ver de arañar unos votos. En este país no hay temas de estado. Rigen sus actos solo por el afán de desprestigiar al adversario y arrancarle algunos votos. Un día de estos escribiré algo sobre Carl Schmitt, el precursor de la idea.

No deja de sorprenderme que la clase política, no solo la catalana, estén acusando al Presidente del Gobierno en una u otra forma de “…escudarse en la Ley y en la Constitución…” para no hacer nada. ¿Cumplir la Ley no es hacer nada? ¿Cuál es el concepto que los políticos tiene de la obligación de cumplir y hacer cumplir la Ley? Así nos va.

Pero, tal como muestra la historia en multitud de ocasiones,  mostrar prisa en iniciar o en concluir una negociación es algo que rara vez consigue los resultados apetecidos. Por mucho que se le presione desde otros ámbitos, ningún estadista experimentado accede a un acuerdo solo porque su interlocutor se sienta apremiado o presionado por sus circunstancias. Es mucho más probable que aproveche tal impaciencia para obtener mejores condiciones.

Un caso paradigmático es la historia del pacto nazi-soviético de  1939. Hitler quería atacar Polonia antes de las lluvias de otoño y necesitaba saber a más tardar el uno de septiembre lo que se proponía hacer Stalin. Stalin no se dejó acosar. Hasta mediados de agosto no dio instrucciones a su Ministro de Exteriores de recibir al embajador alemán para determinar con exactitud lo que éste tenía que ofrecer.  Para entonces, Hitler tenía tanta prisa que, aunque a regañadientes, estuvo dispuesto a ceder en cada punto. Stalin continuaba con sus maniobras dilatorias. El nerviosismo de Hitler había llegado al paroxismo. Sólo le quedaban algunos días para decidirse a atacar Polonia. El día 20 de agosto escribió directamente a Stalin. El 21, respondió Stalin expresando su esperanza “…de que el pacto de no agresión germano soviético constituiría un giro decisivo para bien de las relaciones políticas entre nuestros dos países”

Lo que Stalin no sabía era la meta final de Hitler comunicada a uno de sus colaboradores mediante una carta cuyo párrafo más significativo trascribo a continuación:

“Todo lo que emprendo va dirigido contra Rusia. Si Occidente es demasiado estúpido o demasiado ciego para no comprenderlo, me veré obligado a llegar a un entendimiento con los rusos, aplastar  a Occidente y luego, tras su derrota volverme contra la Unión Soviética con todas mis fuerzas unidas”

¿Quién de los dos personajes de nuestro supuesto -Rajoy y Mas-, se asimila a cada uno de estos últimos? ¿Cuál de ellos, se negocie lo que se negocie, seguirá actuando para conseguir su fin último, que todos sabemos cuál es?

Como los culebrones televisivos: CONTINUARÁ.